3 Preguntar para hacer antes de entrar en una alianza denegocio

Comenzar un negocio no es fácil y tampoco lo es buscar el socio comercial perfecto. Entonces

¿cómo sabes que has encontrado «esa persona»?

Te adelanto que no será tarea fácil, Tus posibles candidatos pueden tener la pasión y el talento que buscas en un cofundador, pero hay mucho más que considerar al momento elegir un socio de negocios.

Una relación comercial sana requiere una profunda confianza y compromiso, y es más compleja legalmente que un matrimonio. Esta decisión merece una gran cantidad de previsión y atención, y te mereces un proceso que finalmente te haga sentir confiado de que el socio potencial es la persona adecuada.

Si bien puede ser un proceso tedioso, vale la pena el tiempo y la consideración adicionales. No solo toma en cuenta los acuerdos iniciales, sino los que se hagan durante y después de la sociedad.

Ten presentes estas tres preguntas antes, durante y después de haber elegido un socio.

Antes: ¿consideraría a esta persona como un socio comercial para “casarse” legalmente ?

Has encontrado la pareja perfecta para empezar un negocio. ¿Confías implícitamente en esta persona? ¿Está dispuesto/a a poner el trabajo que se requiere? ¿Está tan apasionado por el negocio como tú? ¿Están dispuestos a hablar abiertamente sobre lo bueno, lo malo y lo feo de comenzar -y terminar- una relación de negocios?

Si una o más de estas preguntas da como resultado una respuesta de «no» o hace que se detenga y piense dos veces, es posible que deba reevaluar si esta persona es la persona adecuada para hacer sociedad.

Durante: ¿Comenzarías un negocio con esta persona otra vez mañana?

Ya estás oficialmente en negocios con esta persona, toda la documentación legal requerida se ha firmado y la empresa está en funcionamiento. Esta próxima fase consiste en confirmar que la relación está funcionando y que la empresa se está beneficiando de su colaboración como equipo. Todos los días debería preguntarse: «¿Querría comenzar un nuevo negocio con esta persona?» Si eres afortunado, la respuesta todos los días será «sí».